Message in English (Pt. II)

BlueBar gif

ATADURAS DEL ALMA (Pt. II)

BlueBar gif

ATADURAS DEL ALMA (Pt. I)

Description: BlueBar gif

            De antemano sabemos que existen muchas formas de ataduras almáticas y en diferentes niveles. Algunas personas desarrollan estas ataduras con animales, personajes imaginarios, objetos inanimados y otros. La mayoría de las ataduras almáticas que los hombres crean en el mundo son pecaminosas y poco saludables para nuestras vidas Cristianas, en las que se supone debemos experimentar victoria permanentemente. Este es un tema bastante amplio y por ello no estamos tratando de cubrir completamente todos los tipos y categorías de ataduras almáticas en detalle y no estamos cubriendo acá aquellas que estrictamente tienen que ver con los inconversos.

Los efectos positivos de una atadura almática buena: Acá hay un muy buen ejemplo de una atadura almática padre – hijo entre Jacob y Benjamín. Génesis 44:20, 30 “…y su padre lo ama…como su vida está ligada a la vida de él. El amor de Jacob por Benjamín era tan intenso porque él pensaba que Jose había muerto. El problema en las ataduras almáticas padre – hijo puede presentarse cuando no hay abandono y separación para el matrimonio, cuando debemos separar ciertos aspectos de nuestras ataduras paternas a fin de tener un matrimonio saludable.

Ataduras almáticas entre amigos. I Samuel 18:1, 3-4 Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo. E hicieron pacto Jonatán y David, porque él le amaba como a sí mismo.  Y Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte. David y Jonatán hicieron un Pacto porque se amaban mutuamente de forma muy profunda. Sus almas estaban atadas o juntadas. Mientras más fuerte es el lazo o la atadura almática entre amigos, más profunda y más duradera resulta la relación. También las fortalezas mentales y emocionales de uno sostendrán al otro en momentos de adversidad y les permitirá gozarse juntamente en tiempos de victoria. Ellos atraerán ánimo, seguridad y comunión a través de su relación.

Cuando el amor entre amigos es puro y no está corrompido por deseos egoístas, el lazo entre ambos será una bendición. Jesús hablo acerca de este tipo de amor en Juan 15:13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

A fin de tener este tipo de amistad, debes ser muy selectivo y tener la sabiduría de Dios. El Espíritu Santo te enseñara como tener este tipo de relaciones. Se requiere de gente que tenga un corazón dadivoso y puro que lleve su amor a la acción. Si tienes a un amigo intimo en tu vida ahora mismo y ves que ellos tienen estas características, eso es bueno. Si son egoístas y controladores, esa amistad podría volverse peligrosa porque sus almas están enlazadas emocionalmente y esta no es una atadura almática buena.

La Biblia nos advierte contra entrar en relaciones pecaminosas. Proverbios 1:10, 15 Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, No consientas. Hijo mío, no andes en camino con ellos. Aparta tu pie de sus veredas. Pasajes bíblicos como estos nos advierten contra estos tipos equivocados de amigos. Dios nos hizo criaturas sociales y fue Su intención para nosotros que tuviésemos interacción social y relaciones con otras personas, pero necesitamos ejercitar el discernimiento en todo esto. La Iglesia primitiva en el libro de los Hechos era tan explosiva y experimento tal nivel de Poder porque se hallaban unificados en alma y espíritu. Hechos 4:32 Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.

Ataduras almáticas pecaminosas. Las ataduras almáticas pueden ser una tremenda bendición para la comunión y el crecimiento en el Señor, pero también pueden ser usadas para que el enemigo saque ventaja de ellas. Nuestro Padre Celestial diseño el universo para que funcionase regido por leyes naturales y espirituales que trajesen libertad en tanto que fuesen obedecidas, pero también esclavitud y destrucción cuando fuesen quebrantadas y violadas. Así como dos almas pueden estar unidas o apegadas en una relación de pacto, también pueden estar unidas o apegadas para conformar una atadura que produzca esclavitud.

La unión sexual fue ordenada por Dios para hacer que los compañeros de un matrimonio se conviertan en una sola carne delante de Él, pero las relaciones extramaritales y las relaciones promiscuas premaritales, misteriosamente tienden a atar el alma de uno a otros compañeros. Se trata de una atadura espiritual entre dos personas; nosotros no podemos ofrecer un concepto de cómo la promiscuidad fuera del matrimonio afectan nuestras almas y destruyen nuestra capacidad de estar completamente comprometidos a un cónyuge. Parece que nosotros mal interpretamos la seriedad de este asunto de las ataduras almáticas y esto se debe principalmente a una falta de conocimiento sobre el tema.

Debido a que la unión sexual de un matrimonio ata dos almas como una sola, ¿Qué crees que sucede si una persona comete fornicación o adulterio con otra persona fuera del matrimonio? Ellos se unen como si estuviesen casados en un matrimonio. Las ataduras almáticas que se establecen a través de relaciones sexuales ilícitas pueden ser tan fuertes y tan vinculantes como aquellas que se establecen a través del matrimonio. Es muy importante que las parejas casadas estén satisfechas en sus vidas sexuales. Si alguno no lo está, esto puede convertirse en una tentación bastante fuerte para buscar satisfacción sexual en otra parte. Recuerda que si tu o tu esposa comienzan a ser tentados y comienzan a pensar acerca de algo en lo que no deberían, una imagen se desarrollara en tu mente y eventualmente se hará manifiesta en tu vida. Proverbios 23:7 Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.

La clave es estar mutuamente satisfechos a nivel sexual. Esto solo puede ocurrir cuando dos personas se entregan a sí mismos el uno al otro y viven para satisfacer las necesidades de su cónyuge. Esto no sucedería si una pareja vive de acuerdo a los estándares actuales de tipo ego centrista, autocomplacientes y ególatras. Cuando dos personas están más interesadas en complacerse a sí mismos más que a su cónyuge, ninguno de los dos estará satisfecho. Tú debes dar de ti mismo para poder recibir, es un programa de intercambio. I Corintios 7:5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia, Mateo 5:27-28 Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

Las ataduras almáticas que se forman a través de relaciones sexuales fuera del matrimonio, causa que las personas involucradas se contaminen y sean deshonradas. Génesis 34:2,3 Y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella, y la deshonró. Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoró de la joven, y habló al corazón de ella. Esta escritura nos ofrece una buena ilustración de cómo la fornicación y la inmoralidad producen ataduras almáticas deshonrosas. Génesis 34:8 Y Hamor habló con ellos, diciendo: El alma de mi hijo Siquem se ha apegado a vuestra hija; os ruego que se la deis por mujer. El involucramiento sexual puede producir ataduras almáticas con tal nivel de complicación que resulta extremadamente duro romper la relación. Por esto es que es muy común para una persona todavía tener ‘sentimientos’ hacia algún ex amante por la cual no tienen ninguna razón para sentirse atraídos de esa forma. Inclusive 20 años después, una persona todavía puede pensar en su primer amor… y esto es porque existe aún una atadura almática.

Los demonios pueden sacar ventaja de las ataduras almáticas pecaminosas, para usarlas como vehículo de transferencia de espíritus del cuerpo de una persona a otra. Los rituales sexuales son algunos de los principales medios para traer nuevos miembros a una esclavitud espiritual, como la adoración a la diosa Diana en el libro de los Hechos o los pactos de brujería de los grupos satánicos de hoy en día. Ezequiel 23:17 Así, pues, se llegaron a ella los hombres de Babilonia en su lecho de amores, y la contaminaron, y ella también se contaminó con ellos, y su alma se hastió de ellos.

Los peligros de la Fornicación y el Adulterio: el juego sexual en cualquiera de sus formas (coito, oral, etc.) se supone q          ue debe ocurrir entre los miembros de un matrimonio solamente. Las relaciones sexuales fuera del matrimonio no solamente abre la posibilidad  de que una persona contraiga enfermedades de transmisión sexual como el SIDA/VIH, pero también crea una esclavitud espiritual entre los involucrados, un vinculo que puede causar impurezas o ataduras demoniacas que se transfieren de una persona a otra. I Corintios 6:16-18 ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca.

Obviamente los dos no están casados, pero algo espiritual sucedió cuando ambos se unieron físicamente en el acto sexual. Sus almas se enlazaron o se ataron. Algunas veces hay hombres que tienen una relación con una prostituta y después, incluso muchos años después, ellos aun piensan acerca de esa mujer. Sin importar lo que el diablo te diga, y como él te diga que está bien tener relaciones sexuales fuera del matrimonio ya que estas enamorado(a), tu vida igual se va a enredar e igual vas a terminar en una esclavitud espiritual. Las consecuencias de un encuentro sexual de tipo casual pueden ser perjudiciales y duraderas porque las ataduras almáticas que se forman pueden en realidad atar a una persona de por vida. Pero el deseo de Dios para nosotros es que seamos libres espiritualmente.

Dios diseñó de tal forma a las mujeres que en el momento en que tienen relaciones sexuales con el primer hombre, este adquiere una forma de dominio sobre ella. Génesis 3:16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. El espíritu humano y el alma de las mujeres han sido diseñados para responder al hombre brindándole afecto y siendo la fuente de satisfacción para él a través de su vida. Dios hizo a las mujeres para desarrollar un deseo duradero por su primer amante. El dominio que una atadura almática le entrega a un hombre sobre su mujer es algunas veces tan fuerte que él puede insultarla y maltratarla pero ella permanece inexorablemente esclavizada a él. Muchas mujeres toleran cualquier cantidad de abusos y pareciera que no entienden el porqué de este comportamiento: finalmente, terminan odiándose a sí mismas, porque no entienden que se trata de una atadura almática.

Mujeres, si ustedes son incapaces de entregarse a sí mismas por completo a sus esposos, pudiese ser que sus espíritus y emociones estén siendo continuamente orientados al recuerdo de un amante anterior. Si una mujer ha tenido relaciones sexuales con varios hombres, su espíritu y alma van a ir tras cada uno de ellos, porque su espíritu está disperso y andrajoso. Un hombre ha sido construido para que al tener relaciones sexuales con una mujer, su espíritu quiera proteger, bendecir, nutrir y proveer para esa mujer. Por esta razón es que hay hombres que se divorcian y se vuelven a casar pero que aun quieren seguir cuidando y proveyendo para sus ex mujeres. Cuando conoces una verdad espiritual, esta te hará libre del pasado, con todos sus fracasos y ataduras de modo que puedas caminar en una nueva libertad en Cristo Jesús.

I Corintios 6:18-19 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; más el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?. Aquellos que han sido promiscuos, sus almas no solamente son atraídas a sus amantes previos, sino que también cuando se casan, suelen tener problemas sexuales y de comunicación con sus cónyuges. Son incapaces de alcanzar la plena satisfacción sexual a través de sus cónyuges porque sufren de un alma fragmentada y no pueden compartirse a sí mismos de forma integral con sus parejas. Así que usualmente buscan satisfacción, no solo con parejas múltiples, sino que también a través de experimentos sexuales.

Diferentes niveles: Existen diferentes niveles de ataduras almáticas; físicas, almáticas y espirituales, del mismo modo en que hay diferentes formas a través de las cuales nos relacionamos con otras personas. Me permitiré usar el ejemplo de los Pastores Luis y Korey, aclaro que la siguiente secuencia de relatos no es real. Cuando ellos eran jóvenes, Luis conoció a Korey en la Escuela y se dijeron “Hola” y ambos siguieron sus vidas de forma natural. La relación entre ellos era algo casual y no tenía nada que ver con el nivel sexual, aunque la relación se desarrollaba en el plano físico. Después de un tiempo, Luis decide que desea conocer mejor a Korey y la invita a salir en una cita. Mientras más tiempo pasa el con ella, más le gusta.

Eventualmente ellos comienzan a hablar acerca de sus expectativas y sueños, sus heridas y decepciones, acerca de sus deseos, de lo que quieren hacer con sus vidas y de lo que quieren lograr en la vida. Ellos ahora se están comunicando en el nivel almático, están desarrollando una atadura almática. Luego, ambos deciden comenzar a asistir a la Iglesia juntos, a adorar y a orar juntos. A partir de aquí, comienzan a relacionarse en un nivel espiritual porque están invitando al Señor a su relación. A través de la alabanza, la adoración y la oración nos comunicamos a través de nuestros espíritus. Ahora bien, todos estos tres niveles de relación pueden ocurrir entre dos amigos, compañeros de ministerio o de Iglesia, entre un hermano y su hermana, un padre y sus hijos y por supuesto, entre un esposo y su esposa.

La relación marital es aquella en la cual los tres niveles se encuentran presentes de forma mucho más intensa e intima. No te equivoques con respecto a esto: las relaciones sexuales entre una pareja casada involucra todas las tres partes de nuestro ser: cuerpo, alma y espíritu. Nunca ha sido solamente un acto físico y nunca lo será porque esa es la forma en la que Dios lo diseñó que fuese.

Ataduras Almáticas en el Matrimonio: Efesios 5:31 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Las relaciones sexuales dentro del matrimonio fortalecen una atadura almática ordenada por Dios. Sin embargo, cuando una persona tiene una relación sexual pecaminosa con otra persona, cualquier relación sexual fuera del matrimonio, bien sea física, fantasía, o de cualquier forma, una atadura almática pecaminosa se forma también siempre. Estas ataduras almáticas son lazos íntimos con otro ser humano que Dios nunca tuvo la intención de que sucediesen. Estas ataduras almáticas fragmentan el alma y son altamente destructivas. La gente que ha tenido relaciones en el pasado va a encontrar bastante difícil relacionarse o unirse con otros, debido a que su alma está fragmentada.

Cuando nuestras almas están dispersas debido a ataduras almáticas, nos encontramos espiritualmente atados a otros. Esto va a evitar que nosotros podamos entregarnos plenamente a nuestros cónyuges. Si tuviste un(a) novio(a) en el pasado o un(a) esposo(a), te divorciaste de él (ella) y te volviste a casar, esas antiguas ataduras deben ser rotas o vas a tener serios problemas en las nuevas relaciones que estas estableciendo. Antes de que nosotros nos separemos, y comencemos de nuevo con alguien más, primero debes dejar ir todo lo que tenga que ver con tu pasado. Debes cortar y romper toda vieja atadura antes de comenzar tu nueva vida. Si se te ocurre casarte sin haber dejado atrás tu pasado, el enemigo intentará resucitarlo de nuevo.

Cuando nuestra alma se divide, eso afecta nuestra capacidad de recibir afecto y amor de parte de otros y también de parte de Dios. No puedes recibir el amor de desesperadamente deseas y necesitas recibir de parte de tu cónyuge, aunque te lo ofrezcan, te lo demuestren, te lo digan, pero no puedes percibirlo y terminas por concluir que nadie te ama. Uno se esfuerza por entregar y dar y hacer todo lo posible a favor del otro, pero eso no es percibido ni recibido, así que obtienen muy poco o nada a cambio. Es una relación unidireccional. Por esta razón, las ataduras almáticas afectarán tu capacidad de confiar en tu cónyuge. Eres incapaz de recibir el amor que te están dando así que le considerarás indigno de tu confianza incluso sin pensar en ello. El problema es que tienes doble ánimo.

Esto es lo que nos dice Santiago capitulo 1, que aquel que pide algo y duda no recibirá nada de parte de Dios, el verso 8 dice “el hombre de doble animo es inconstante en todos sus caminos”. Es inconsistente, no puedes depender de una persona así. Nuestra incapacidad de recibir aquello que nuestro cónyuge nos está ofreciendo o incluso aquello que Dios nos esta dando, es porque nuestra alma está atada a otra persona y esa es una conexión de tu corazón. Este problema destruye matrimonios de la misma forma que destruye nuestra capacidad para recibir algo de parte de Dios y de confiar en El. Por esta razón es que muchos de nosotros tenemos ataduras almáticas que deben ser quebrantadas y rotas, incluso si ellas en sus inicios no fueron pecaminosas, como aquellas establecidas con un(a) ex esposo(a) al cual ya no estamos casados. Pero ahora esa atadura debe ser rota y quebrantada porque no producirá sino esclavitud y muerte en lugar de vida.

Romper estas ataduras almáticas con esa persona de la cual te divorciaste es necesario si deseas ser verdaderamente libre. Romper las ataduras almáticas de aquellas viejas relaciones puede en realidad salvar tu matrimonio actual porque ahora eres capaz de amar libremente a tu cónyuge con TODO tu corazón. Cuando tienes un corazón dividido respecto de tu matrimonio, esta condición no solo causará que seas incapaz de recibir plenamente aquello que tu cónyuge te está dando, sino que también evitará que puedas entregarte plenamente (a ti mismo) a tu cónyuge. Puede que tú te entregues “con todo tu corazón” pero si tu corazón está dividido, no tendrás siquiera un corazón completo que dar (para comenzar), de modo que lo que estarás dando es algo limitado por la cantidad de aquello que tienes para dar, es decir, solo un fragmento.

Hay historias de esposas que sienten como si otra mujer estuviese en la cama con ellas cuando tratan de tener relaciones sexuales con sus esposos. Es que ellas están sintiendo una atadura almática no rota aun, el lazo espiritual de su esposo con una compañera previa. Es esta misma intuición lo que permite a las esposas descubrir cuando sus maridos las engañan. Cuando el lazo se ha roto, el sentido de la presencia de alguien más en medio de la relación, se irá para siempre. En conclusión, todas las ataduras almáticas no son malas, algunas en realidad son esenciales. Primero, queremos que nuestras almas se encuentren plenamente atadas a la persona de Cristo. Renovamos y reforzamos esa atadura al tener comunión con Él y caminar en el Espíritu. Queremos ser equilibrados y balanceados en nuestro andar con el Señor (I Corintios 2:16 y Filipenses 4:2). También queremos y necesitamos este sentido de unidad con nuestro cónyuge, siendo “ya no mas dos, sino UNO” (Mateo 19:6).

Romper las ataduras almáticas y las maldiciones es algo que se hace desde nuestro corazón, que se expresa con la boca y a través de la Sangre y el Nombre de Jesús. Romanos 10:9-10 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Apocalipsis 12:11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos; pero primero debemos estar seguros que nuestros corazones están limpios antes de intentar romper ataduras almáticas y maldiciones.

Escrito originalmente en Ingles por Art Renz,

Traducido al Español por Raúl F. Osorio.

Would you like to share this page with a friend?  Click Here 

BlueBar

home messages bible roman controversial deliver israeli occult prophecy BlueBar My Information